Se dará batalla al crimen organizado con un nuevo esquema de seguridad. Inteligencia Criminal

Por medio de la Direccion de Inteligencia Criminal y el Ministerio de Seguridad de la Nación se empezó a actuar desde el Gobierno Nacional en un proceso de reestructuración en las maneras de combatir el delito complejo y el crimen organizado.

Los principales delitos que se desea combatir abarca los delitos federales como la trata, el contrabando de armas, el narcotráfico y el terrorismo. Con el nuevo sistema de trabajo que realizará la Secretaría de Seguridad a cargo de Eugenio Burzaco, se pondrá foco en el accionar de delincuentes y también en la inteligencia criminal.

Esta reforma posee como objetivo evitar el aislamiento de las Fuerzas Federales, favoreciendo la interconexión y la articulación entre ellas. Por ello se habla de un cambio de doctrina profunda entre las Fuerzas de Seguridad.

La articulación de las fuerzas como base de la Inteligencia Criminal

En pos de federalizar los datos sobre Inteligencia Criminal es que se implementaron los Centros de Inteligencia Criminal Regional denominados “Cicre” que funcionan como sedes centrales en el que convergen los datos, investigaciones e información de las policías y penitenciarias provinciales y federal.

Al momento de crear los Cicre, se dividió al país en siete regiones asistiendo a Fiscalías Especializadas contra la Trata o la Narcocriminalidad.

Fusión de Información para la interacción

Los medios utilizados para combatir el narcotráfico están basados en el Modelo i4. La cartera de Seguridad tomó un patrón de Centro de Fusión de información adaptándolo al marco legal argentino.

inteligencia nacional, gendarmeria y dnic, noticias seguridad rio cuarto, inteligencia criminal
Se estudió las opciones de acuerdo a noventa y cuatro Centros de Fusión de países del mundo y pusieron singular énfasis y atención en la interacción entre agencias de seguridad e inteligencia.

Con este modo de trabajo se busca descubrir, prevenir y también responder eficazmente ante amenazas a la seguridad pública y suministrar capacidades, conocimientos e información.

Cuatro principios primordiales son las necesarias para combatir los delitos complejos: identificar, intercambiar, integrar e informar.

La tecnología también aporta lo suyo.

Mediante la actualización de tecnología se pone en marcha el Centro Nacional de Lucha contra el Cibercrimen y el Ciberterrorismo (C2, AR) a razón de el cual se coordina la tecnología y esfuerzos de Ciberseguridad conjuntamente.

Este Centro reúne la información fundamental y operativa a través de procedimientos de ciberinteligencia, con la finalidad de detectar la comercialización de drogas por internet, lavado de criptomonedas, contrabandos, etc.

Se realiza la búsqueda de sitios web no indexados que trafican con personas, efectúan fraudes bancarios y estafas online, pornografía infantil, entre otros.

Dejá un comentario